“Mali tiene sed de paz, los musulmanes también han sufrido la violencia de los yihadistas” afirma el Presidente de la Conferencia Episcopal

“Tenemos sed de paz, todo Malí está rezando para que se firme el acuerdo de paz”, dice a la Agencia Fides Su Exc. Mons. Jean-Baptiste Tiama, Obispo de Sikasso y Presidente de la Conferencia Episcopal de Malí, en Roma para la visita ad limina. El 15 de mayo en la capital de Malí, Bamako, está fijada la firmado del acuerdo de paz, también por parte de aquellos grupos del norte de Malí, que no han adherido al acuerdo preliminar, alcanzado en Argel el 1 de marzo.

“El Estado ha hecho todo lo que tenía que hacer para conseguir el acuerdo. Ahora esperamos que la otra parte, los otros hijos del país, acepten entrar en esta dimensión, porque sin paz no hay desarrollo. Un acuerdo que beneficiará a todas las áreas de Malí, y no sólo al norte”, dice Mons. Tiama.
Frente a los nuevos actos de violencia que siguen sucediendo en el norte de Malí (el 5 de mayo una docena de personas han muerto en los enfrentamientos entre el ejército y los grupos tuareg en Ténenkou), Mons Tiama afirma: “En el sur como en el norte la gente tiene sed de paz y tenemos que responder a las expectativas de la población. Todo depende de nosotros, los líderes religiosos, políticos, sociales, decir lo que pretendemos: ¿el bien del pueblo o tal vez algo más?”.

ml20121030_1La guerra civil ha obligado a cientos de miles de malienses a huir. Sobre la situación humanitaria, el Presidente de la Conferencia Episcopal, dice: “Hay todavía algunos malienses desplazados dentro de su país y otros refugiados en los países vecinos, porque nutren el temor acerca de la validez del proceso de paz. El ministro de la Reconciliación ha viajado para reunirse con ellos en los lugares de acogida, Níger, Burkina Faso y Mauritania, tratando de tranquilizarles y pedirles que regresen a Mali”.
“La Iglesia – añade el obispo – hace lo que puede en el alojamiento de las personas desplazadas en todas las diócesis del país. A nivel nacional Cáritas Malí está haciendo todo lo posible con la ayuda de Cáritas Europa. La Iglesia también trabaja por la reconciliación nacional, además se ha invitado a todos los líderes religiosos a participar, junto con los líderes políticos y administrativos, en el proceso de reflexión sobre la reconstrucción nacional”.
Por último, preguntamos cuales son las relaciones interreligiosas en la luz de la violencia de los grupos yihadistas que habían asumido el control de los movimientos separatistas del norte durante la Guerra Civil. “No sólo los cristianos han sido víctimas de los yihadistas, los musulmanes también han sufrido. Basta pensar en la destrucción de las mezquitas en Tombuctú. Todos nos hemos visto afectados por la violencia de estos grupos – dice Mons Tiama. -. En el resto del país, cristianos y musulmanes viven juntos, a menudo dentro de las mismas familias, y queremos seguir haciéndolo. Nuestros hermanos musulmanes, por otro lado dicen que el Islam predicado por los yihadistas no es su Islam, sino una ideología del extranjero, que les es ajena”, concluye el Presidente de la Conferencia Episcopal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s