«María de Luján, la mujer que espera, y la mujer que envía»

La Limpia y Pura Concepción que se quedó en Luján, fue, es y será, «el fondo del alma del gran pueblo argentino», tal como lo expresó el Papa Pío XII. Y al mismo tiempo Ella es una gran evangelizadora de la cultura. Nos enseña a fundamentarnos sobre nuestros propios valores, pero siempre abiertos a los universales.

Ella no solo es la Mujer que espera, sino también es la mujer que envía. «María de Luján ha querido quedarse junto con nosotros en países muy distantes, en culturas muy diversas, para acompañarnos, guiarnos, protegernos, y bendecirnos».

Así lo hemos constatado una vez más el pasado 8 de mayo en nuestra misión de Alepo. Nos reunimos con las familias que pertenecen a la Catedral Niño Jesús para celebrar la Virgen de Luján, proyectamos un powerpoint con la historia de la Virgen y luego compartimos un sencillo festejo en su honor.

Ella supo ganarse casi espontáneamente el cariño y la devoción filial de sus hijos en Alepo. Ella quiso llegarse hasta aquí en una sencilla imagen presente en nuestra capilla y ellos le han retribuido su gesto maternal con una piedad sincera, sumamente agradecidos de haberla conocido y de poder recurrir a su intercesión. A Ella, a su protección encomendamos estos hijos de la Iglesia que transitan ahora por el duro camino de la cruz que significa la guerra. A Ella le pedimos que obre frutos de santidad entre las almas cristianas de estas tierras.

Madre María de Nazaret

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s