20 países en la categoría de «alta persecución religiosa»

Tres de cada cuatro personas que sufren por razón de su fe en el mundo son cristianos. Esta es una de las principales conclusiones del Informe Libertad Religiosa 2014, elaborado por Ayuda a la Iglesia Necesitada. Según los cálculos de AIN, 200 millones de cristianos son perseguidos y otros 50 millones sufren discriminación.

(Zenit/AIN/InfoCatólica) El papa Francisco exhortó a la comunidad internacional a no permanecer “muda e inerte” ante la persecución que sufren los cristianos en diversas partes del mundo, como sucedió en Kenia la semana pasada y sigue ocurriendo en Irak, Siria y otros países.persecucion
En la actualidad, tres de cada cuatro personas que sufren por razón de su fe en el mundo son cristianos. Esta es una de las principales conclusiones del Informe Libertad Religiosa 2014, elaborado por Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN).
Según los cálculos de esta organización internacional, 200 millones de cristianos son perseguidos y otros 50 millones sufren discriminación.
En la lista de estados con las violaciones más graves predominan los países musulmanes. De hecho, entre los 20 naciones clasificadas en la categoría de “alta persecución”, 14 sufren persecución ligada al islam extremista. Se trata de Afganistán, Arabia Saudí, Egipto, Irán, Irak, Libia, Maldivas, Nigeria, Pakistán, República Centroafricana, Somalia, Siria, Sudán y Yemen.
En los seis países restantes, la persecución está ligada a regímenes autoritarios, como Azerbaiyan, China, Corea del Norte, Eritrea, Birmania (Myanmar) y Uzbekistán.
Solo en seis países, de los 196 analizados, se ha registrado una mejoría en la situación de las minorías religiosas.
Asia Bibi
En esta línea, cabe destacar el sufrimiento que está padeciendo desde hace años Asia Bibi, la mujer cristiana paquistaní condenada a muerte por presunta blasfemia.
“En la Pascua Jesucristo nos da un ejemplo de paz y de perdón. Todos debemos aprender de la enseñanza y del sacrificio de Cristo, crucificado por nosotros y que perdonó a todos los que le hicieron daño”. Asia Bibi, sigue recluida en la cárcel femenina del distrito de Multan, localidad del Punjab situada a siete horas en automóvil del domicilio familiar.
Su marido, Ashiq y Joseph Nadeem, responsable de la Reinassance Education Foundation de Lahore –que se ocupa de la asistencia legal y la ayuda a la familia–, se han reunido el pasado jueves con ella.
En este tiempo, la mujer cristiana no ha dejado nunca de pensar en el Santo Padre. “Pido al Papa que haga una oración especial por la paz en el mundo y por mí”, ha dicho conmovida a su abogado.
Asia Bibi fue denunciada por blasfemia el 19 de junio 2009 por el mulá musulmán Qari Muhammad Salam, ante la policía de la ciudad de Nankana Sahib. Los hechos ocurrieron cuando la fiel cristiana, que estaba trabajando en un campo, fue mandada a buscar agua. El resto de mujeres, seguidoras del islam, se opusieron a que ella fuera porque, al no ser musulmana, contaminaría el recipiente y lo haría impuro. Por ello, le exigieron que abandonara el cristianismo y que se hiciera musulmana, a lo que ella se opuso.
En su justificación, Asia Bibi dijo a sus compañeras que “Jesús murió en la cruz por los pecados de la humanidad” y preguntó a las mujeres musulmanas qué había hecho Mahoma por ellas. En cuanto oyeron estas palabras acudieron al imán local, esposo de una de las campesinas, que a su vez presentó una denuncia ante la Policía por el delito de blasfemia.
Después de un juicio ante el Tribunal de Primera Instancia de Nankana Sahib, esta madre de cinco hijos y humilde campesina fue condenada a muerte el 8 de noviembre de 2010. Su sentencia fue confirmada el 16 de octubre de 2014 por la Corte Suprema de Lahore.
Esta norma en teoría trata de proteger las costumbres de la sociedad musulmana, ya que Pakistán se define en su constitución como un país islámico. Pero en la práctica ha servido como un marco legal de fondo con el que justificar revanchas políticas y personales entre musulmanes, así como abusos contra las minorías no musulmanas del país, algo que vienen denunciando desde hace tiempo los activistas de derechos humanos.
De otro lado, existe también la persecución abierta de los milicianos del autoproclamado Estado Islámico, que a la lista de sus atrocidades, asesinatos y decapitaciones, ha añadido este Domingo de Pascua el haber dinamitado la iglesia cristiana de la Virgen María en Tal Nasir, de casi un siglo de antigüedad, en la provincia de Hasaka, en el noreste de Siria, según ha informado este lunes la agencia de noticias oficial SANA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s