¡Khatum, perdura entre nosotros la luz de tu sonrisa!

Cada día cientos de personas pierden la vida en Siria: perseguidas por su fe; como blanco al azar de bombardeos y tiroteos; o a manos del hambre, la sed y el frío, que no perdonan… Las víctimas de este conflicto se estiman en 200.000.  Pero puede que sean muchas más. Y nuestro corazón se estremece con cada pérdida, con cada grito de dolor de este que ya es nuestro pueblo. Más aun cuando se trata de personas queridas…

070

Naím era el más pequeño en el coro de niños. ¡Emocionaba oírlo cantar con sus escasos 3 años! Su madre, Khatum, mujer de un temple admirable, había decidido no abandonar el
país, y con incansable ánimo luchaba por continuar su trabajo en Alepo. El 31 de diciembre, en pleno día, cayó un misil sobre el taxi en el que ella se trasladaba.

Khatum 3Ya no la tenemos entre nosotros, pero perdura la luz de su sonrisa, ¡y su esperanza sigue cantando en la voz de su pequeño Naím!

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s