Colgados de la Esperanza

 

Mientras todo va bien no apreciamos lo que tenemos, fundamentalmente la paz y las cosas que parecen no existir: tener comida caliente todos los días, agua, ducharse, tener electricidad, poder transitar libremente, entrar y salir de la ciudad sin problemas, estudiar, trabajar, tener un domingo soleado en el cual disfrutar de las pequeñas cosas, practicar la religión libremente, y tantas otras cosas más que solo apreciamos cuando no las tenemos. La vida de la hermana Guadalupe transcurría normalmente en Alepo, distante 60 km de Damasco, capital de Siria. Gran ciudad, moderna, segura y tranquila. Nadie se imaginaba que eso podría cambiar. Un día comenzaron a escuchar bombas y repentinamente todo se transformó en un infierno. Persecución religiosa, falta de energía eléctrica, de agua, de comida, de seguridad, de libertad y lo básico para la vida de cualquier ser humano. ¡Estalló la guerra! Hoy viven permanentemente al borde de la muerte pero COLGADOS DE LA ESPERANZA. Quedarás impactado de ver y oír el testimonio de la hermana María de Guadalupe que seguramente te ayudará a replantear tu vida y comenzar a valorar lo que Dios nos da cada día.

http://www.productorasanjose.com.ar/colgadosde_laesperanza.html#

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s